Skip to Main Content

Saltos de Esquí en la Luna

Pin it

Saltos de Esquí en la Luna

El esquiador acrobático Eric Bergoust habla sobre las maravillosas oportunidades de practicar el esquí acrobático sobre la superficie lunar.

NASA

Enlace para la versión en audioEscuche esta historia, ya sea vía transmisión contínua de audio o descargando este archivo de audio a su computador. O bien haga un clic aquí para obtener ayuda.

Febrero 14, 2006: "Salta muy alto o vete a tu casa". Esto es lo que los esquiadores acrobáticos del equipo olímpico estadounidense de esquí dicen, y cuando dicen "saltar alto", realmente lo dicen en serio.

Por "alto" quieren decir "grandes saltos en el aire", un salto a unos 20 metros sobre la superficie, tan alto como un edificio de cinco pisos. Los esquiadores acrobáticos vuelan en el vacío tan rápido como una motocicleta corriendo por la calle, dando volteretas sobre ruedas, girando y dando vueltas otra vez. El cielo se viene abajo, pero el marearse no está permitido, puesto que a sólo 3 angustiantes segundos después del salto, es tiempo de aterrizar.

"Y no quieres aterrizar sobre tu... bueno, ya sabes a qué me refiero", dice el esquiador acrobático y medallista olímpico de oro Eric Bergoust: ver video educativo.

Más que nadie, él lo sabe. En el deporte del esquí acrobático, Bergoust lo ha hecho todo. Fue uno de los primeros esquiadores en completar un giro cuádruple salto triple —cuatro giros y tres saltos en el aire. En 1998, horas después de una peligrosa caída en sus maniobras de práctica, utilizó esta técnica para ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Nagano. En esa época, su puntuación fue la más alta jamás registrada. Este año, es un oponente fuerte en Torino.

Arriba: Eric Bergoust habla acerca del esquí sobre la superficie lunar en un video educativo que hizo para la NASA.

Imagen de Subscripción
Anótese aquí para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTÍFICAS

Bergoust tiene un don para inventar cosas. Ha diseñado nuevos esquíes para suavizar el impacto de los aterrizajes de práctica en las piscinas. Ha alterado la forma de las rampas llamadas "kickers", para hacer los vuelos en el aire más duraderos y más seguros. Y su método de despegue, al levantar un brazo que sirva como impulso para agregar torsión a su salto, es ampliamente reconocido.

Su próxima tarea: "¡ Deberíamos saltar en la luna ! Hay bastante polvo fresco (polvo lunar)", dice. "Y creo que el sexto de gravedad de la luna nos puede dar bastante tiempo para permanecer en el aire". Más tiempo en el aire significa más giros —y más medallas de oro.

Considera lo siguiente:

En la Tierra, un típico recorrido empieza con el esquiador Bergoust haciendo una vuelta en el aire en una cuesta con una inclinación de 23 grados. Cuando llega al suelo, 20 metros abajo de su punto de inicio, va a una velocidad de casi 70 km/hr —dirigiéndose directo a la rampa o "kicker". Desde el punto de vista del esquiador, la rampa (o kicker) luce incómodamente como una pared, pero en realidad es una rampa que guía al esquiador hacia arriba en el aire. ¡Las rampas favoritas de Bergoust tienen un ángulo de 70 grados! A medida que salta, se queda en el aire cerca de 3 segundos antes de aterrizar en nieve suave, es decir, otros 20 metros o más, lejos de la rampa.

ver leyendaAhora imagina el siguiente recorrido —la misma montaña, la misma rampa, el mismo esquiador —en la Luna. Debido a que la gravedad lunar es menor, Bergoust podría acelerar en bajada a un ritmo más gradual, llegando a la base con una velocidad de 28 km/hr. En la Tierra, ese inicio tan lento podría ser un desastre. En la Luna, es perfecto. Dejando la rampa a esa velocidad, Bergoust se queda en el "aire" por unos 7 increíbles segundos, más del doble de su tiempo en el aire, en la Tierra: prueba.

Derecha: en la Luna, la trayectoria acrobática de Bergoust (en rojo) tomaría más de 7 segundos en completarse. [Más Información]

"Podría duplicar mi giro cuádruple, salto triple", dice.

Recuerda. Bergoust ganó la medalla de oro en 1998 con un giro cuádruple salto triple. Desde entonces, otros esquiadores acrobáticos han añadido un giro sencillo a su rutina, convirtiéndola en un giro quíntuple, triple salto. Se espera que los saltos "quíntuples" ganen los saltos acrobáticos de estilo libre varoniles en Torino. En la Luna, Bergoust tendría tiempo de añadir cuatro giros más y 3 saltos más a su rutina. "Vamos a ver"... "calcula Bergoust, "eso podría ser un giro óctuple salto séxtuple". La medalla de oro garantizada.

Ahora los problemas:

skiing on the moonEl polvo lunar, a pesar de que es polvoroso, no es tan resbaladizo como la nieve. Al contrario, el polvo lunar es muy abrasivo. Está formado de pequeños fragmentos filosos de vidrio y de roca producidos por meteoritos que por tiempos inmemoriales han estado pulverizando la Luna. Comparado con la nieve, el polvo lunar es una "superficie lenta", tal vez demasiado lenta para un buen salto.

Para contrarrestar esto, los esquiadores acrobáticos requerirán de esquíes extra-resbaladizos cubiertos con Teflón o de algún otro material de baja fricción. Las películas delgadas de diamante podrían ser la respuesta. Películas hechas a base de diamante fabricadas en los laboratorios de la Tierra, son más resbaladizas que el Teflón, con la ventaja de que el diamante es más duro para resistir la acción áspera del polvo lunar.

Otro problema es la rampa o "kicker". En Tierra, las rampas están hechas de nieve. La nieve es impulsada dentro de grandes moldes de madera colocados en la base de la cuesta. Una rociada de agua hace que la nieve se pegue y haga la rampa de fácil deslizamiento. Retire las estructuras y —¡listo!— una rampa.

Imagine el mismo proceso pero en la Luna. Los empleados ensamblan la estructura y empiezan a descargar polvo lunar dentro de ella. No existen mangueras para humedecer el polvo y hacerlo pegajoso. El agua expuesta al vacío lunar se sublima (se evapora), en un instante. Así que el polvo permanece seco. Retire la estructura y —¡listo!— la rampa se hunde repentinamente para formar una pila sin forma.

La solución en este caso podría ser una manguera de microondas en lugar de agua. En los laboratorios en Tierra, los científicos han descubierto que los granos de polvo lunar cocinados en un horno de microondas se derriten rápidamente y se vuelven viscosos. Rociando el polvo lunar con ondas de microondas podría permitir a los trabajadores de los Juegos Olímpicos moldear una buena rampa.

ver leyenda

Arriba: esta rampa de nieve compacta, llamada en inglés Kicker, guía al esquiador acrobático hacia el aire. El problema: ¿cómo se construiría una rampa como ésta en la Luna?

Y, finalmente, el aterrizaje.

En Tierra, los esquiadores acrobáticos aterrizan sobre una capa de nieve suave, la cual acolchona el impacto. En la Luna, caerían en una capa de suave polvo lunar. Muy probablemente, el polvo lunar se esparciría hacia arriba, cubriendo el traje espacial.

¿Cuál es el problema? Pregúntale a cualquier astronauta del programa Apolo. Detestaban que el polvo lunar se quedara en sus trajes. El polvo oscuro absorbía luz solar, ocasionando que el traje se recalentara. Los bordes filosos del polvo cortan los sellos, causando fugas. Era difícil ver a través de los visores cubiertos de polvo lunar. Un traje de esquiador, "empolvado" por completo podría dejar de ser de gran utilidad después de un recorrido sencillo. Otro problema qué resolver.

A Bergoust le encanta resolver problemas. Por años ha estado jugando con los esquíes, rediseñando rampas, inventando nuevas maniobras, y está listo para una nueva frontera.

"¡Sólo necesito encontrar un traje espacial!"

Créditos y Contactos

Autor: Tony Phillips
Funcionario Responsable de NASA: John M. Horack
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Curador: Bryan Walls


Relaciones con los Medios: Steve Roy
Traducción al Español: Brenda Pulido / Carlos Román
Editor en Español: Héctor Medina
El Directorio de Ciencias del Centro Marshall para Vuelos Espaciales de la NASA patrocina el Portal de Internet de Science@NASA que incluye a Ciencia@NASA. La misión de Ciencia@NASA es ayudar al público a entender cuán emocionantes son las investigaciones que se realizan en la NASA y colaborar con los científicos en su labor de difusión.