Skip to Main Content

Un Encuentro Espectacular

Pin it

Un Encuentro Espectacular

Esta semana, Mercurio, Venus y Saturno convergen para un encuentro cercano espectacular.

NASA

Enlace para la versión en audioEscuche esta historia, ya sea vía transmisión continua de audio o descargando este archivo de audio a su computador. O bien haga un clic aquí para obtener ayuda.

Junio 22, 2005: Levante su pulgar y sosténgalo con el brazo extendido. No parece ser muy grande ¿cierto? Pero lo es, al menos lo suficiente para esconder tres planetas.

Este fin de semana Mercurio, Venus y Saturno se congregarán en una porción de cielo no mayor que su pulgar. Los astrónomos lo llaman "conjunción" y va a ser espectacular.

ver leyenda

Arriba: Saturno, Venus y Mercurio reunidos en la puesta de Sol del 19 de junio de 2005. Los tres planetas estarán mucho más cerca en los próximos días. Crédito de la imagen: Jimmy Westlake de Yampa, Colorado.

El espectáculo comienza la tarde del sábado 25 de junio. Salga de casa y mire al Oeste hacia el resplandor de la puesta de Sol. Venus aparece primero, como un punto brillante no muy lejano sobre el horizonte. A medida que el cielo oscurece, Saturno y Mercurio saltan a la vista. Los tres planetas forman un llamativo triángulo de casi 1,5° de longitud, que puede ser fácilmente cubierto por su pulgar.

Imagen de Subscripción
Anótese aquí para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTÍFICAS
Se acercan aún más en la tarde del domingo 26 de junio. El triángulo se contrae con Venus y Mercurio a solo 0,5° de distancia. ¡Ahora caben en su dedo meñique!

La tarde del lunes 27 de junio es la mejor de todas. Con Saturno cerca, Venus y Mercurio convergen. En su máximo acercamiento, los dos planetas estarán a menos de una décima de grado de distancia. Tales aparejamientos de planetas brillantes son literalmente fascinantes.

Si sale al exterior para ver el espectáculo, invite a alguien. Aquí tiene algunos datos divertidos que puede compartir:

El planeta más cercano al Sol, Mercurio, no es el más caliente. Es Venus. La temperatura superficial de Venus es de 740° K (870° F), lo bastante caliente para derretir el plomo. La densa atmósfera de bióxido de carbono del planeta atrapa el calor solar, que conduce a un descontrolado efecto invernadero. En Venus, el calentamiento global se ha vuelto frenético.

ver leyenda

Arriba: El cielo occidental en la puesta del sol del sábado 25 de junio. Más mapas celestes: junio 21, junio 22, junio 23, junio 24, junio 25, junio 26, junio 27, junio 28.

Venus es tan brillante debido a que las nubes del planeta son maravillosos reflectores de la luz solar. A diferencia de las nubes de la Tierra, las cuales son de agua, las nubes en Venus son de ácido sulfúrico. Flotan en la parte superior de una atmósfera donde la presión alcanza 90 veces la presión del aire en la Tierra. Si usted viajara a Venus, sería aplastado, asfixiado, derretido y fundido —no necesariamente en ese orden. Mejor no vaya.

Mercurio es solo un poco mejor. Al mediodía, la temperatura superficial alcanza 700° K (800° F). Si enciende el horno de su cocina a esa temperatura, la pizza se quemará y será un antojito humeante. Los radares en la Tierra han rebotado en Mercurio y encontraron reflejos de hielo cerca de los polos del planeta. ¿Cómo puede existir hielo con tanto calor? La nave espacial MESSENGER de la NASA está en camino a Mercurio para investigarlo.

ver leyendaHe aquí un truco para engañar a un astrónomo: Muéstrele una imagen de Mercurio y pregúntele qué es. Muchos contestarán "la Luna", ya que la Luna y Mercurio son muy parecidos. Pero Mercurio tiene algo que la Luna no tiene: grandes riscos sinuosos llamados "acantilados irregulares" (scopulus). Algunos investigadores creen que las pendientes de Mercurio son como las arrugas en una pasa, una señal de encogimiento. ¿Un planeta que se encoge? Es extraño.

Arriba: Un acantilado irregular en Mercurio, fotografiado por la nave Mariner 10 en 1974. [Más información]

Si observa a Venus o a Mercurio a través de un telescopio, no se impresionará. Ambos carecen de rasgos distintivos: Venus a causa de sus suaves nubes, Mercurio debido a que es pequeño y muy lejano. Saturno es distinto. Incluso un telescopio pequeño le mostrará los impresionantes anillos de Saturno.

Galileo Galilei descubrió los anillos de Saturno hace casi 400 años, pero no comprendió lo que veía. Un planeta con anillos era demasiado incluso para Galileo. Los científicos en la actualidad aún se asombran. Los anillos de Saturno son increíblemente delgados. Si usted fabrica un modelo de Saturno a escala de un metro, los anillos serían 10.000 veces más delgados que una navaja de afeitar. Están llenos de ondas, rayos y ranuras extrañas. Además nadie sabe de dónde vinieron.

ver leyenda

Arriba: Los anillos de Saturno vistos de canto. Crédito de la imagen: Cassini. [Más información]

Una escuela de pensamiento sostiene que los anillos de Saturno son residuos de la desintegración de una pequeña luna o asteroide de hace solo algunos cientos de millones de años. Tan recientemente como en la Era de los Dinosaurios en la Tierra, Saturno pudo haber sido un planeta desnudo —¡sin anillos! Las lunas pequeñas que orbitan actualmente entre los anillos parecen estar robando el impulso angular, lo cual, con el tiempo, podría causar que los anillos colapsaran. ¿Es Saturno como una flor, temporalmente en floración?

Ese es uno de muchos interrogantes que están siendo investigados por la nave espacial Cassini de la NASA, la cual ha estado orbitando Saturno desde el 2004. Cassini se encuentra en una misión de 4 años para estudiar las lunas de Saturno (las 34), los anillos y el clima. Cada día la nave emite imágenes asombrosas a la Tierra: haga un clic aquí para verlas.

Mucho puede suceder detrás de su pulgar. Este fin de semana es un buen momento para investigarlo.

Créditos y Contactos

Autor: Dr. Tony Phillips
Funcionario Responsable de NASA: John M. Horack
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Curador: Bryan Walls


Relaciones con los Medios: Steve Roy Traducción al Español: Ma. Luisa Hernández / Carlos Román
Editor en Español: Héctor Medina
El Directorio de Ciencias del Centro Marshall para Vuelos Espaciales de la NASA patrocina el Portal de Internet de Science@NASA que incluye a Ciencia@NASA. La misión de Ciencia@NASA es ayudar al público a entender cuán emocionantes son las investigaciones que se realizan en la NASA y colaborar con los científicos en su labor de difusión.